Qué es la gamificación y cómo aplicarla: aprender jugando

Seguro ya hayas escuchado el término “gamificación” y cómo muchas empresas y marcas aplican estrategias para fidelizar audiencias y capacitar a sus empleados. Pero eso es solo parte de lo que podemos hacer con la gamificación.

En este blog post vas a entender qué es la gamificación y sus espectros de soluciones para que puedas aplicar en tu trabajo.

¿Qué es la gamificación?

La gamificación es el acto de tomar una mecánica de juego y aplicarla a otras propiedades para aumentar el compromiso. Así fue que Brett Terril describió por la primera vez la palabra Gamificación, en su blog en el año de 2008. En palabras del filósofo y pedagogo Francesco Tonucci, gamificación significa:

“Todos los aprendizajes más importantes de la vida, se hacen jugando.”

Desde entonces se convirtió en un término popular y sus expertos son muy buscados en el mercado laboral para mejorar la experiencia de usuarios y el desempeño de diferentes industrias.

Podemos resumir la gamificación como el proceso de creación de experiencias memorables para cualquier ámbito en que lo podamos imaginar que recupera este ejercicio creativo y divertido que es el juego.

¿Cómo funciona la gamificación?

El propósito de su estrategia puede variar pero siempre está buscando mejorar algo:

  • Desarrollar competencias de forma innovadora
  • Fidelizar audiencias
  • Generar motivación e interés
  • Modificar conductas

La gamificación no es la solución para todo. Pero con el contexto adecuado, los elementos puntuales y los pasos correctos, este método es una gran herramienta para alcanzar objetivos de engagement, aprendizaje, práctica y desarrollo de habilidades con la que puedes contar.

Cómo aplicar la gamificación

Puedes aplicar la gamificación en diferentes ámbitos y de diversas maneras. Te presento ahora el espectro de soluciones de gamificación.

Espectro se entiende como un conjunto de elementos con algunas características comunes y otras no, pero que pertenecen a la misma categoría. Estos son algunos ejemplos:

Playful design

Nos permite convertir algo en una experiencia divertida o agradable. El usuario tiene la oportunidad de interactuar con el elemento. ¿Recuerdas la escalera de piano?

Para animar a las personas a utilizar más las escaleras de concreto y disminuir el uso de las eléctricas, se colocaron elementos de un piano en cada escalón. Cuando la gente subía o bajaba las escaleras, creaba una melodía.

El siguiente video muestra cómo las personas interactúan de diferentes maneras y cómo se divierten haciéndolo.

PBL (Points, Badges and Leaderboard)

Es una estrategia que genera competencia en la audiencia de cualquier experiencia. Estos puntos, medallas y rankeo se pueden utilizar de manera aleatoria o al final de la experiencia.

Muchas empresas utilizan el PBL en sus capacitaciones para animar a sus empleados a continuar en el proceso. Este espectro puede o no generar una recompensa al participante.

Duolingo, la aplicación para aprender idiomas, tiene su propio rankeo semanal. Al practicar y hacer más ejercicios, ganas más puntos y mejoras tu clasificación. Los que están mejor ubicados en el ranking, pasan al siguiente nivel y ganan medallas.

Advergame

El Advergame es una gamificación que tiene como propósito publicitar marcas a través, (principalmente pero no únicamente) de videojuegos. Su objetivo es fidelizar, enganchar a los clientes e incrementar ventas. Aquí el protagonista de estos juegos es la empresa, la marca, el producto o servicio que se quiere promocionar.

En 2012 Volskwagen España creó su campaña de “Polowers”, los followers de Polo. Se trataba de generar un reto: hacer que el hashtag #polowers se convertiera en trending topics en Twitter y ahí generar una carrera, cuyo ganador se llevó un auto Polo.

Cada vez que un Polower tuiteaba con el hashtag #polowers, un Polo avanzaba unos metros. La persona que enviara el último Tweet antes de que el Polo cruzara la línea de meta virtual ganaría el auto.

Este tipo de estrategia gamificada, con mucha creatividad, puede ayudarnos a fidelizar audiencias e incluso asegurar un incremento de ventas.

Simuladores

Los simuladores son una experiencia diseñada para sumergir al participante en un contexto diseñado para adquirir aprendizaje sobre algo, tomando decisiones que no tienen consecuencias en la vida real; pero sí dejarán un aprendizaje significativo para quien los juega.

Seguro que donde vives has visto simuladores de manejo de automóviles y simuladores de vuelo. Pero hay muchos más ejemplos. Recuerdas el episodio #14 Liberación de Tensiones (1ª parte) de la serie The Office?

Se aprende de muchos modos, pero la experiencia es la mejor maestra. – Dwight Schrute

En este episodio una instructora enseña a todos sus compañeros de la oficina como deben intentar resucitar a alguien. Esta es una situación que no tiene consecuencias en la vida real porque en la simulación están utilizando un muñeco.

Serious game

Esta es una solución de gamificación cuyo objetivo principal no es la diversión, sino el aprendizaje, la evaluación, la persuasión, la generación de conciencia o la práctica de algo.

Los Juegos Serios (serious game) son el otro extremo en el espectro de estrategias de gamificación porque consideran ya muchos más elementos del diseño de juego que el playful design.

Te doy un ejemplo: iCivics es una organización sin ánimo de lucro que ofrece juegos educativos en línea para promover la educación cívica y alentar a los estudiantes a convertirse en ciudadanos activos: ejercer su derecho al voto, investigar las propuestas, a los candidatos, transmitir los términos técnicos a través de un glosario interactivo, etc.

El juego tiene diferentes retos y diversos escenarios que te llevan a generar conciencia sobre la importancia de este ejercicio.

¿Estás interesado en esta publicación?

Loading spinner
Scroll to Top