Qué es el estado del flujo y cómo lograrlo

Hay días en los que sentimos aburrimiento, dificultad para concentrarnos e, incluso, apatía. En otras ocasiones, las ideas fluyen constantemente y nuestra capacidad de concentración es tan alta que hasta olvidamos el paso del tiempo. ¿En qué consiste esto y cómo podemos tener más días productivos y satisfactorios?

La respuesta ha sido encontrada en el juego, los deportes, la recreación y las actividades del tiempo libre. Sin embargo, los hallazgos pueden ser implementados en el estudio y el trabajo. Ese estado óptimo de concentración que alcanzamos cuando disfrutamos una actividad es conocido como estado de flujo o flow y ha sido estudiado durante muchos años por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi.

“Alcanzamos el estado del flow cuando hay un balance entre nuestras habilidades y nuestras responsabilidades. Cuando las tareas o situaciones son percibidas como desafiantes pero resolubles” (Csikszentmihalyi, 1988).

¿Cómo lograr el estado de flujo?

Evita el multi-tasking

Hacer varias tareas al tiempo no nos hace más productivos. Además nos priva de la satisfacción de disfrutar al máximo una única actividad a la cual le dedicamos toda nuestra atención. Si se trata de leer, escribir, programar, participar en una reunión o cualquier otra tarea, dedica todos tus sentidos a realizarla. De eso se trata la satisfacción del flow.

Elimina las distracciones

Las notificaciones y otras interrupciones son las principales enemigas del flow. Cierra las páginas que no estés utilizando, de ser posible deja tu teléfono fuera de tu alcance y hazle saber a las personas con quienes convives o trabajas que requieres un tiempo de concentración profunda, así podrás minimizar las posibilidades de distracción.

Identifica el momento ideal

No es realista pensar que podremos estar todo el tiempo en estado de flujo. Es más común encontrar que logramos estar allí durante unas pocas horas cada cierto tiempo. Para algunas personas es más fácil encontrar dicho estado temprano en las mañanas. Tal vez, esta es la hora en donde hay menos personas en tu oficina, menos llamadas o más motivación y energía.

Sin embargo, esto puede variar. Para otras personas el momento ideal puede ser al medio día o en la noche. Identifica el momento ideal para ti.

Descarga pensamientos pasajeros

Es normal que, aún en estados de alta concentración, lleguen a nosotros pensamientos sobre tareas a realizar, conversaciones pendientes, ideas interesantes, etc. Rápidamente escribe estas actividades en tu lista de tareas, bien sea física o digital y regresa a lo que estás realizando.

Al hacer esto descargas la ansiedad que puede causar la posibilidad de que olvides esos pensamientos o ideas sin interrumpir el estado del flow.

Practica

Lograr el estado óptimo de atención es una habilidad y como tal, requiere de práctica. Si tienes problemas concentrándote, sigue los consejos anteriores, pero además establece metas realistas.

Por ejemplo, puedes empezar por lograr permanecer en estado de flujo unas pocas veces por semana por un lapso de 30 minutos. Poco a poco podrás incrementar hasta lograr varias sesiones de trabajo altamente productivo en un mismo día.

Haz lo que más te gusta

Lo que tienen en común el juego, los deportes, la recreación y las actividades del tiempo libre es que solemos realizarlos motivados intrínsecamente. Lo que quiere decir que no son los resultados o las recompensas externas lo que nos motivan.

Por esta razón, abordar nuestras tareas con interés y curiosidad y con el ánimo de entregarnos a ellas por completo, conlleva a niveles de satisfacción y resultados extraordinarios que solo el estado del flujo puede permitir.

¿Estás interesado en esta publicación?

Loading spinner
Scroll to Top