En sólo 20 horas

Este es sin duda uno de los libros que mayor impacto han tenido en mi vida en los últimos 24 meses junto con Josh Kaufman de William H. McRaven y El sutil arte de que te importe un carajo de Mark Manson, libros que comentare en otro momento. Cabe destacar que estos libros de alguna forma llegaron a mi en un momento particular, ninguno de ellos fue buscado, y siquiera sabia de su existencia o sus autores. Lo que quiero decir lejos de el misticismo del azar y todo eso es que estos libros por si solos fueron la bofetada en la cara que necesitaba para cambiar algunas cosas de mi vida, y espero poder transmitir eso para que quienes lean esto puedan vivirlo.

En sólo 20 horas escrito por Josh Kaufman ofrece un enfoque sistemático para la rápida adquisición de habilidades: cómo aprender cualquier habilidad nueva lo antes posible. Su método muestra cómo simplificar habilidades complejas, maximizar la práctica productiva, y eliminar las barreras de aprendizaje. Con tan sólo 20 horas de práctica enfocada y constante, irás de saber absolutamente nada a realizar algo notablemente bien.

Este método no es teórico: es probado sobre el terreno. El autor invita a los lectores a poner en práctica el método -ya sea para aprender programación, practicar algún deporte, tocar un instrumento, estudiar un nuevo idioma, o conocer el juego de mesa más antiguo y más complejo del mundo.

Esto va en contra del exitoso libro “Outliers” de Malcolm Gladwell en el que expone que el tiempo mínimo necesario para el dominio de cualquier tema son 10.000 horas. La regla se ha convertido recientemente en una sabiduría tradicional extendida por los locutores de TED talks, intelectuales e incluso el artista de hip hop, Macklemore.

“Diez mil horas equivalen a 8 horas de práctica todos los dias durante 3 años sin cortes. No hay fin de semana ni vacaciones,” escribe Kaufman sobre la regla anterior. Si no estás interesado en aprender a nivel de experto, solo necesitarás una práctica sistemática de una hora al día durante un mes.

El verdadero desafío detrás del aprendizaje rápido es superar el desafío inicial de “mente principiante”, que consta de la frustración que se produce cuando se esta aprendiendo algo nuevo y no sale tan natural como esperábamos.

Los cuatro pasos del método Kaufman:

1- Fragmentar la habilidad.

Debemos determinar qué es lo que necesitamos para llegar a un nivel aceptable sin tener que ser un experto. Toda habilidad se puede fragmentar en pequeñas habilidades. Debemos enfocarnos en las estrictamente necesarias. Por ejemplo si quieres aprender a tocar un instrumento musical, saber solo algunos acordes pueden darte acceso a un montón de canciones. O si quieres aprender un nuevo idioma, con las 2.000 palabras más comunes tendrás una cobertura del 80% del idioma.

2- Aprender lo suficiente para poder autocorregirte.

Utiliza materiales de referencia que te permitan aprender lo suficiente para saber cuando cometes un error y así poder corregirlo. Debemos hacer una recopilación de información enfocada en las pequeñas habilidades que comentábamos antes. No tienes que pasarte horas y horas leyendo. Esta fase no debemos usarla para demorar el comienzo de la práctica.

3- Eliminar las barreras que no nos permitan practicar.

En este paso debemos identificar y eliminar cualquier cosa que nos distraiga de nuestro propósito y no permita que nos centremos en la habilidad que deseamos aprender. Aléjate de la televisión, de internet o del teléfono móvil. Si tienes voluntad, tendrás más posibilidades de conseguirlo.

4- Practica al menos 20 horas.

Hazlo. Aunque suene repetido, debes cumplir las 20 horas de entrenamiento. Pon fuerza de voluntad en lo que haces y lo conseguirás. No desistas. En definitiva 20 horas son solamente 40 minutos al día durante un mes.

No tengo mucho tiempo, pero estoy dispuesto a invertir el poco que tengo tan sabiamente como sea posible.

¿Estás interesado en esta publicación?

Loading spinner
Scroll to Top