Lean vs. Agile vs. Design Thinking

“A pesar de que el núcleo de fundamentos de Lean Startup son los principios de Agile, en realidad pocos equipos establecen la conexión y logran integrar estas dos disciplinas”
Gothelf, J. “Lean vs. Agile vs. Design Thinking”, 2017

LEAN :

Lo que hoy conocemos como Lean proviene del lean manufacturing, fue una metodología de producción desarrollada en Japón en los años 50 y 60 por un ingeniero de Toyota llamado Taiichi Ohnoque, bajo el concepto de Just in Time (JIT). El foco principal que sigue manteniendo es: maximizar el valor reduciendo al mínimo las pérdidas (tiempo, materia prima y costos). Algunos de sus principios son:

  • La producción debe basarse en la demanda y no en la oferta, es decir, evitar invadir al cliente y estar ahí cuando nos busque.
  • La producción mejora y es más eficiente si se realiza en lotes pequeños para explotar economías de escala.
  • Tomarse el tiempo necesario para concentrarse en la calidad aumenta la producción y la eficiencia.
  • Los empleadores, no los gerentes, son responsables de definir su método de trabajo.
  • En lugar de ejecutar tareas predefinidas una y otra vez, los trabajadores deben mejorar continuamente su forma de trabajar.

De esta filosofía surge lo que conocemos como MVPs, que es un mínimo producto viable que permite, a través del user research poner a prueba el diseño para aprender de forma rápida y mejorar al menor costo el producto que se está desarrollando.

¿Cómo se puede aprender rápido para mejorar el producto antes de lanzarlo?

Para poder hacer un MVP el UXR puede entrar antes del lanzamiento para determinar cuáles son las funcionalidades esperadas por los usuarios, qué elementos de otras herramientas que usan pueden incorporarse, cómo resolver cotidianamente estas tareas, etc., para que posteriormente se prioricen junto con los PMs qué funcionalidades generarán mayor impacto y desarrollarlas con el mínimo de recursos y esfuerzos.

La ventaja de la investigación de la experiencia de usuario (UXR) es que puede entrar antes, durante o después del diseño de un producto o servicio.

AGILE :

La metodología de trabajo ágil o también conocida como Agile, nació en los años 2000 en respuesta a procesos muy lentos, de no muy buena calidad y burocráticos del desarrollo de software, creando una metodología de gestión de proyectos más eficiente. En su manifiesto se lee: “Valoramos más la respuesta ante el cambio que seguir un plan” así que comparte el enfoque dirigido a crear relaciones de valor y duraderas con sus clientes, promoviendo entregas tempranas y flexibles.

Con esta metodología se pueden gestionar proyectos en etapas llamadas “sprints” y al término de cada una, entra la investigación de usuario o user research para hacer toques con el usuario (diferentes técnicas) para conocer su grado de satisfacción y de esa manera poder hacer modificaciones rápidas y reducir la probabilidad de que el producto fracase una vez terminado.

La adopción de estos métodos implica cambios estructurales en los equipos dentro de una organización, en la planificación del trabajo y en la cultura empresarial. Pero vale la pena recordar algunos de los beneficios de esta adopción: permite alcanzar la reactividad, con costes y tiempos previamente fijados y con el objetivo de valorizar la propia actividad.

DESIGN THINKING:

Es una metodología y filosofía de trabajo que busca resolver problemas de forma colaborativa, interdisciplinaria y con distintas técnicas creativas (no solo de diseño). La perspectiva desde la que parten es la del humano como centro (Human Centered Design). Es decir, que busca la solución a problemas que las personas tienen con los productos y servicios, para centrar las soluciones de diseño a sus necesidades a través de diversas técnicas como: la observación, la empatía y la creatividad.

Se compone de 5 etapas:

  1. Empatizar:
    El objetivo de esta etapa es comprender a las personas y sus contextos, también conocida como etapa de descubrimiento, porque supone arrojarse a otras realidades y descubrir aspectos que no habíamos considerado previamente.
  2. Definir:
    En esta etapa se reúne el equipo, revisa los resultados y define cuáles son los problemas que se deben resolver y los prioriza en función del impacto en el usuario y la capacidad del equipo para realizar las mejoras/soluciones.
  3. Idear:
    En función de los problemas identificados y priorizados, el equipo se junta a pensar en cómo solucionar las problemáticas más importantes (enfócate en 2 o 3, no más) y aterrizar las ideas a soluciones de diseño.
  4. Prototipar:
    Se llevan las ideas a prototipos ya sea de papel o digitales en baja calidad (WF/MU) con los mínimos de elementos que permitan que funcione y cumpla ciertas tareas (MVP).
  5. Testear:
    Evaluar si con esos mínimos se entiende el flujo, si los copies son los comprensibles, legibles, etc. Estos testeos son rápidos para poder iterar la mayor cantidad de veces antes del lanzamiento y así asegurar cierta calidad.

Entonces, Agile nos permite ir avanzando en fases y tiempos preestablecidos, Lean nos ayuda a saber en qué enfocarnos y Design Thinking nos da el soporte de cómo organizar y enfocar el trabajo para el diseño de un producto exitoso. El UXR es el aliado inseparable del Design Thinking pues es lo que permite crear productos de mayor valor e impacto para las personas.

¿Estás interesado en esta publicación?

Loading spinner
Scroll to Top